Saltar al contenido
Erizo Mascota

Enfermedades del Erizo y como Mantenerlo Sano

Tener un erizo como mascota es algo fuera de lo habitual, donde la gente suele preferir perros, gatos, hámster, aves o incluso una tortuga. Uno de los problemas que se encuentra la gente que decide tener un erizo de tierra es que no sabe mucho de los problemas de salud que puede tener. Si se va a tener este animal como mascota, es importante tener conocimientos sobre las enfermedades del erizo.

Un gran número de personas compran un erizo y ni siquiera saben si hay que vacunar a estos animales. Lo cierto es que son unos mamíferos que no se vacunan, simplemente porque no tienen las enfermedades que las vacunas previenen. Por ejemplo, solo hay un caso conocido de erizos de tierra con la Rabia.

Los erizos de tierra no llevan enfermedades contagiosas que perjudiquen a los humanos. Sin embargo, se pueden poner enfermos y hay ciertos problemas de salud a los que son vulnerables. Este artículo intentará aclarar todo lo que necesitas saber sobre las enfermedades del erizo y qué hacer para prevenirlas.

¿Qué vacunas se le ponen a los erizos?

Los erizos de tierra no necesitan vacunas como los perros y gatos. No tienen las típicas enfermedades con las que se suele vacunar a las mascotas. No son portadores de la rabia y generalmente no necesitan ser vacunados. El veterinario te dará todos los detalles de esto.

¿Se debe llevar el erizo al veterinario?

Al igual que otras mascotas que se tengan en casa, los erizos de tierra deben pasar por algunos chequeos al año. Hay algunas enfermedades del erizo que no son fáciles de detectar, y por eso unas simples pruebas en el veterinario nos pueden mantener al día. También ayuda a prevenir otros posibles problemas de salud que puede tener el animal.

¿Cada cuanto tiempo hay que llevar el erizo al veterinario? En circunstancias normales estando el erizo de tierra sano, con dos veces al año es suficiente. Algunas personas llevan a su erizo mascota más de dos veces, y esto es algo que depende de cada uno.

Uno de las claves para mantener al erizo sano es observarlo y reconocer señales de cambios de comportamiento. Es la mejor forma de saber si a nuestra mascota le pasa algo. Si notamos cambios en el carácter y hábitos del erizo, es buena idea llevarlo al veterinario para que nos de su opinión.

El mejor momento para llevar al erizo al veterinario la primera vez, es a las dos o tres semanas de comprarlo. De esta manera tendremos un informe de su salud desde el momento de estar en casa.

¿Qué señales nos indica que hay que ir al veterinario?

Como se ha dicho, la observación es importante cuando se trata de tener erizos de tierra en casa. Son varias las cosas que pueden afectar a nuestro erizo, y saber identificar las señales es el primero paso para tomar medidas.

Los erizos de tierra tienen ciertos problemas de salud bien identificados, lo cual es una buena noticia ya que podemos estar prevenidos de antemano. Algunas de la más usuales son parásitos, problemas con los dientes, obesidad y la falta de vitaminas.

¿Qué señales importante nos dice que el erizo puede estar enfermo? Hay varios pero hay tres señales que son las más evidentes:

  • El erizo deja de comer o incluso de beber agua. La falta de apetito es una señal de que algo pasa, ya que los erizos de tierra suelen comer muy bien. También les encanta el agua, por lo que no es normal que no beban.
  • Los erizos son muy enérgicos y se mueven bastante. Si hemos observado que están más quietos de que costumbre o apáticos, podría haber un problema.
  • Si notamos una pérdida de peso anormal en el erizo, es algo a tener en cuenta. Lo mejor es pesarlo y llevar un control por si sigue perdiendo peso. Si el peso sigue disminuyendo sin motivo aparente, hay que llevarlo al veterinario.

El veterinario nos dará mucha información sobre lo que debemos hacer con nuestro erizo durante el año. Lo ideal es hacer las cosas bien y solo llevarlo al veterinario cuando realmente haga falta. Por tanto, la prevención de enfermedades que pueda tener el erizo es un buen punto para empezar.

¿Cuáles son las enfermedades del erizo más comunes?

Ya hemos comentado algunas de las enfermedades del erizo, pero hay más que pueden representar un peligro para nuestras mascotas. Estas son las más comunes que debemos tener en cuenta:

Infecciones respiratorias

Los erizos pueden constiparse de forma parecida a los humanos. Estos “catarros” les afectan a las vías respiratorias, y en este sentido son bastante vulnerables. Una infección respiratoria en un erizo puede desembocar en algo más grave, por lo que no hay que tomárselo a la ligera.

Si notas que el erizo emite un sonido extraño al respirar y estornuda mucho, podría tener este problema. También nos lo puede indicar que moqueen por la nariz más de la cuenta.

Obesidad en los erizos

La obesidad en los erizos es quizá uno de los problemas más comunes con estas mascotas. En la mayoría de los casos es culpa nuestra por no darles una dieta adecuada y demasiada cantidad de comida. En este sentido, es un problema fácilmente solucionable y solo se tienen que hacer las cosas bien.

Los erizos de tierra suelen tener buen apetito, y si le ponemos mucha comida se la acabarán toda. Si además de eso no hacen ejercicio, es cuestión de tiempo que tengan problemas de obesidad. Esto tendrá un impacto muy negativo en la salud del erizo.

Problemas dentales

Los dientes son otro de los puntos vulnerables del erizo, y es otra de las cosas que hay que vigilar. El veterinario les hará una revisión de la boca para saber si hay un problema, pero nosotros también debemos hacerlo con frecuencia.

Algunas señales de que algo no funciona es ver sangre en la boca, halitosis o que se esté continuamente tocando el hocico con las patas. Debemos mantenerlo en observación y ver como evoluciona.

Infecciones urinarias

Otro de los problemas que puede tener un erizo son las infecciones urinarias. Si notamos que el animal tiene dificultades para orinar o detectamos sangre en la orina, hay que llevarlo al veterinario. Seguramente le dará antibióticos para detener la infección.

Parásitos en los erizos

En cuestión de parásitos, hay que hablar de los internos y los externos. Los erizos pueden tener sarna, pulgas y otros minúsculos bichos que le hagan sentido incómodo. También pueden ser parásitos internos por haber comida alguna cosa que no debían. Los parásitos externos es algo que podemos controlar con una vigilancia regular. Los internos necesitan pruebas de heces que hará el veterinario.

Problemas en los ojos

Otro de los problemas que suelen tener los erizos de tierra son los oculares. Las buenas noticias es que lo podemos ver con facilidad. No debemos intentar tratar nosotros el problema en los ojos, ya que es tarea del veterinario. Si no sabemos lo que hacemos podríamos empeorarlo.

También hay que saber que los erizos son muy inquietos y nerviosos, y eso lleva a posibles accidentes. Aunque tampoco es algo habitual, algunas veces el erizo se hace una herida en un ojo que puede infectarse. En algunos casos el veterinario no podrá hacer nada y perderá el ojo. Sin embargo, el erizo tiene los sentidos del oído y el olfato muy desarrollados, por lo que se seguirá desenvolviendo bien con un solo ojo.

¿Pueden los erizos de tierra tener cáncer?

Por desgracia, los erizos de tierra también pueden desarrollar cáncer. Suelen ser más frecuentes en la zona de la boca y del aparato digestivo. No es fácil saber si un erizo de tierra tiene esta enfermedad, aunque en ocasiones los tumores pueden ser visibles. Para saberlo con seguridad, el veterinario tendrá que hacer pruebas.

Síndrome del erizo tambaleante

Existe una cosa llamada síndrome del erizo tambaleante, también llamada enfermedad del erizo tambaleante, y que afecta principalmente a los erizos africanos.

¿Qué es el síndrome del erizo tambaleante? Es un problema neurológico que por desgracia no tiene cura. Una vez que el erizo lo ha desarrollado, es cuestión de tiempo que muera. Es un problema neurológico que se parece mucho a los que tienen los humanos, y de hecho es comparable a la esclerosis múltiple.

Esta enfermedad afecta directamente a los músculos del erizo. Se nota sobre todo cuando el erizo intenta mantenerse quieto y no para de temblar. Si vemos cualquier señal de estos temblores, hay que llevarlo al veterinario cuanto antes.

¿Cómo prevenir las enfermedades en los erizos?

Las enfermedades en los erizos no se pueden evitar, pero si podemos hacer unas cuantas cosas para prevenirlas. En muchos casos los erizos vivirán una vida larga y saludable si hacemos las cosas bien. Aparte de las visitas periódicas al veterinarios ¿Qué podemos hacer para cuidar de la salud de nuestro erizo?

La importancia de la dieta

Una de las mejores maneras de que el erizo está saludable y feliz, es una buena dieta y las cantidades que consume. La dieta debe ser variada con insectos, fruta y verduras principalmente. La idea es que el erizo reciba todas las vitaminas y nutrientes que necesita para estar fuerte y sano. De vez en cuando se le puede dar al erizo huevos y carne, pero son principalmente insectívoros.

No se debe poner demasiada comida al erizo, porque esto podría hacerles engordar. Por norma general, se suele medir la comida con un número de cucharadas al día. Habla con el veterinario y sigue sus consejos.

Los erizos no soportan los productos lácteos, por lo que nunca se debe dar este tipo de alimentos al erizo. Les puede poner enfermos y no es algo que necesiten para estar sanos.

Es fundamental que los erizos hagan ejercicio

Para que una erizo de tierra esté sano, necesita comer bien y hacer ejercicio. En su hábitat natural se mueven mucho y pueden andar varios kilómetros todos los días. En cautividad debemos hacer todo lo posibles para que se ejerciten. Esto les mantendrá ocupados y contentos, aparte de saludables.

Dependiendo de cómo sea el sitio donde vivan, hay varias opciones a tener en cuenta. Si los erizos se pueden mover por un jardín y estar al aire libre, esto es genial porque se asemeja a donde viven cuando están libres. Sin embargo, no es siempre el caso y lo normal es que estén en jaulas para erizos o casetas prefabricadas. Es importante darles todas las opciones para que hagan ejercicio.

Hay muchos accesorios que se pueden comprar y son ideales para que el erizo haga deporte y se entretenga. Podemos montarle un pequeño parque de atracciones que lo mantendrá en su peso y además se lo pasará en grande. También les encantan los laberintos hechos con cartones o tubos de plástico.

Para que el erizo no se sienta “encerrado”, lo ideal es que la jaula sea lo más grande posible. Hay gente que reserva una habitación de la casa para poner una jaula de gran tamaño, lo cual es perfecto para uno o varios erizos. También hay que tener en cuenta que cada erizo debe tener su parcela en la jaula.

¿Qué hacer cuando vamos al veterinario?

No es lo mismo llevar un perro o gato a un veterinario que llevar un erizo de tierra. Aunque cada una de las mascotas tiene sus dificultades, un erizo se suele hacer una bola y es muy fácil para el médico hacer todos los chequeos. ¿Hay algunas cosa que podamos hacer para facilitar la labor del veterinario?

Ganarse la confianza de un erizo ya es de por si una tarea nada fácil. Una vez que lo hemos conseguido toca llevarlo al veterinario, y esto es algo que estresa al animal. Hay que sacarle de su zona de confort y llevarlo a un sitio donde le estarán manipulando. La confianza que tenía puede desaparecer en un momento, pero le podemos calmar con paciencia y hablándole con suavidad.

El veterinario por lo general sabrá qué hacer durante la revisión del erizo. Nos dará instrucciones de cómo ayudarle para que todo vaya bien. Posiblemente nos tocará tenerlo en las manos, porque el erizo se fía más de nosotros que del veterinario. Sigue las indicaciones que te de el veterinario y no habrá problemas.

Preguntas Frecuentes

¿Cómo saber si un erizo tiene salmonella?

Aunque no es algo común, los erizos de tierra pueden transmitir la salmonella. ¿Como saberlo y evitarlo? Un simple chequeo en el veterinario nos dará un informe médica completo del erizo. De hecho, con hacer un par de chequeos al año es suficiente.

¿Cómo evitar la transmisión de la salmonella en caso de sospecha? Hasta que no estemos seguros de que el erizo no transporta la salmonella, podemos tomar algunas precauciones. Por ejemplo, lavarnos las manos después de haberlo tocado. También hay que evitar el contacto con las heces del animal. Lo más importante es mantener el entorno del erizo lo más limpio e higiénico posible.

¿Cómo saber si mi erizo tiene sarna?

Los síntomas más habituales de sarna en erizos son la pérdida de púas, fuertes picores, descamación en las zonas afectadas y zonas irritadas. Otros síntomas pueden ser pérdida de peso al comer menos debido a las molestias. Lo mejor es llevarlo cuanto antes a un veterinario. Para saber más sobre el tema, puede que te interese este artículo: Ácaros en un erizo

¿Cómo curar la herida a un erizo?

Si el erizo se ha hecho una pequeña herida, la podemos intentar curar nosotros mismo. Si es algo más grave hay que llevarlo a un veterinario. Para limpiar la herida podemos usar agua oxigenada, aunque el erizo se puede poner algo nervioso al echárselo (ya sabemos que escuece). Pasados unos segundos limpiaremos la herida con una gasa y luego aplicaremos solo un poco de betadine. El betadine se puede aplicar con una gasa limpia.

¿Qué pasa si mi erizo tiembla?

Ya hemos hablado en este mismo artículo sobre la enfermedad del erizo tambaleante. Si notamos que nuestro erizo tiembla continuamente y no se le pasa con el tiempo, hay que llevarle a un veterinario. Un erizo puede temblar por mucho motivos, por lo que no hay que preocuparse hasta no saber seguro lo que le pasa. Suele ser por frío o porque está un poco estresado. Si pasan los días y no se le quita el temblor, hay que llevarle a un especialista.

¿Por qué mi erizo tiene diarrea?

La diarrea en los erizos puede ser por muchas cosas. Normalmente es por algo que ha comido, estrés, cambios que se han hecho en su entorno y hábitos, etc. Si vemos que empeora, hay que llevarlo a un veterinario.

¿Cómo saber si mi erizo tiene pulgas?

Es algo muy fácil de averiguar, y si vemos que el erizo se rasca mucho, tiene rojeces y zonas irritadas, podemos hacer lo siguiente. Pondremos al erizo en una superficie lisa y negra (una cartulina por ejemplo). Lo cepillaremos y luego nos fijaremos en la «caspa» que se la ha caído. Si observamos que la caspa se mueve, es que son parásitos (posiblemente pulgas).